Los británicos tienen 11 años para dejar de fumar o pasarse al cigarrillo electrónico. El Gobierno presentará la semana que viene un plan radical anti humo.

O lo dejas o te pasas al vapeo. No hay otra alternativa. Al menos, eso plantea el proyecto del ejecutivo británico para erradicar definitivamente el tabaco en todos los ámbitos de la sociedad. Se iba a presentar oficialmente la semana que viene, pero el diario Daily Mail ha publicado hoy el texto que votarán los ministros. Y que recoge, entre otras, estas medidas:

  • Las tabacaleras estarán obligadas a pagar los tratamientos de la gente que quiera dejar el hábito, en lugar de abonar una tasa al sistema de salud por los daños causados. Se busca así además descongestionar las consultas.
  • Cada cajetilla deberá llevar indicaciones sobre cómo dejar de fumar.
  • Las autoridades vigilarán de cerca la venta de tabaco barato en el mercado negro

Siempre según la filtración del Daily Mail, el anuncio tendrá lugar en los próximos días y será el Secretario de Salud, Matt Hancock, el encargado de promocionar este “Green Paper” con el mensaje de “prevenir es mejor que curar”. El documento refleja también el compromiso del gobierno británico a la hora detectar qué productos o terapias funcionan realmente y cuáles no; y para ello se comprometerá a lanzar una investigación independiente que ayude realmente.

Aunque el Reino Unido ha visto descender drásticamente el porcentaje de fumadores en las últimas décadas, todavía hay colectivos en los que la tasa de consumo es alta. Y es ahí donde el ejecutivo de Theresa May quiere incidir: citan como ejemplo los trabajadores manuales y los colectivos homosexuales.

Ver artículo original